El 2019 ya terminó, así que quizá me aparezco demasiado tarde con una lista de lo que el Año Viejo me dejó. Pero es que en cuestión de libros me quedaron cosas muy buenas, así que no pude evitar la tentación. Así que me aferraré a que apenas es 5 de enero y bajo la excusa de sugerir lecturas del año pasado para iniciar este 2020 espero que pueda acompañarme en este recorrido.

Elegí una presentación sencilla, para que pueda ejercitar sus dedos por si está con un dispositivo digital o para que pueda bajar con el scroll por si se encuentra con un mouse. Una portada, un comentario personal y una tabla sencilla, donde incluí un fragmento célebre de cada libro. ¿Qué le parece la idea?

Le voy a hacer una confesión: desde antes de escribir esto quería seleccionar alguna frase que me haya gustado de cada libro que colocaría en la lista, pero al final me di cuenta de la tremenda dificultad a la que me enfrentaba, porque resulta que soy de los que subrayan mucho y escriben en los márgenes… así que, se imaginará… algunas frases no son verdaderamente ilustrativas de los libros mencionados, sino que solo representan mi gusto personal, lo que a mí me impactó a la hora de leer. Eso, con al añadido de que hay autores con una prosa tan ágil, con tantas subordinaciones, que luego uno lleva páginas enteras leídas, por lo que elegir una frase deja cabos sueltos y esotéricos como para incluir en una tabla.

Y sin más dilación, pasemos a lo que venimos, para que usted no se me impaciente. Esto fue de lo bueno que me dejó 2019 en lecturas y que con mucho cariño se lo comparto a usted, por si todavía no se decide con qué lecturas iniciar el año.

La invención del viaje, de Juliana González-Rivera

Para el amante de las crónicas de viajes (clásicas y modernas), la literatura de aventuras, los testimonios de todas las épocas sobre lugares remotos, ya sea reales o fantásticos, este recorrido sin duda le caerá como anillo al dedo. Y para quien tenga curiosidad sobre el orden amplio de este género de escritura, le puedo asegurar que no le dejará indiferente. Y por supuesto, para el estudiante de Letras esto le vendrá perfecto, incluso como conocimiento periférico o transversal.

Está bien, tiene un poco de ese tono académico al que el lector promedio contemporáneo le rehuye. Pero créame, se adaptará fácilmente al tono de lectura, además que las opiniones de la autora son muy puntuales, sumado a que la recompensa final de todo lo leído es gratificante. ¿Hace falta añadir más?

Título completo: La invención del viaje. La historia de los relatos que cuentan el mundo.
Autor: Juliana González-Rivera.
Año: 2019.
Editorial: Alianza.
Frase interesante: “El texto de viaje como arte no imita la vida sino que crea realidad, no reproduce sino que propone. Y la escritura debe estar al servicio de la comprensión, no de la reproducción. Porque ¿qué es la realidad? Una palabra maleable que no terminamos de saber qué significa y que a veces designa, como dijo José Asunción Silva, lo trivial, lo cotidiano, lo insignificante. La realidad no significa nada sin comillas, explicó Nabokov. Y por eso hay que desconfiar de los espejos, porque nunca son del todo fiables y son más bien espejismos, no reflejan sino que deforman. Son más pertinentes las interpretaciones. Reproducir es lo que ya hace la televisión y los otros medios espejo”.

Sodoma, de Fréderic Martel

Para quien le siga la pista a este autor desde Cultura Mainstream, Global Gay o Smart, no le sorprenderá para nada la existencia de este libro, porque una de las interesantes virtudes de Fréderic Martel es tratar de poner el dedo en la llaga de los grandes temas contemporáneos: sobre todo en esta cultura tan caótica y diversificada de la era que nos ha tocado vivir.

El libro trata de un tema muy serio, espinoso y delicado, por lo que no puedo prometerle que la lectura sea amena y entretenida. De hecho, no me extrañaría que de un momento a otro —si se da la oportunidad de leerlo— de repente le dé por cerrarlo y pausar su lectura, porque (al menos a mí me pasó) de repente uno queda o pasmado o indignado, por lo increíble de los hechos y porque impresiona la gravedad de los asuntos tratados. De todos modos, considero que hay que darse la oportunidad con este libro, como mínimo, para estar informado sobre lo que ocurre dentro de una de las instituciones más poderosas del mundo y de toda la historia.

Título completo: Sodoma. Poder y escándalo en el Vaticano.
Autor: Fréderic Martel.
Año: 2019.
Editorial: Roca Editorial de Libros.
Traducción: Juan Vivanco.
Frase interesante: “En la santa sede, una verdadera teocracia que no es un estado de derecho, no hay, en realidad, una separación de poderes. Según todos los testigos entrevistados, incluidos los principales cardenales, la justicia del Vaticano es muy defectuosa. El derecho canónico se falsifica constantemente, las constituciones apostólicas están incompletas, los magistrados carecen de experiencia y, en la mayoría de los casos, son incompetentes, y en los tribunales falla el procedimiento y no hay formalidad”.

El enemigo conoce el sistema, de Marta Peirano

En lo personal, le sigo la pista desde aquella charla de TEDx (¿fue en 2015 o 2016? Si alguien sabe que me pase el dato) donde habla sobre datos personales y privacidad… y desde entonces siempre quise leer alguno de sus libros, pero al parecer no vienen mucho por estos lares. Así que cuando me encontré con este libro en su versión digital no dudé en adquirirlo.

Y por supuesto, no me equivoqué con él. Cuando menos sentí llevaba cuatro horas seguidas leyéndolo: es abrumadoramente completo, con una gran cantidad de datos interrelacionados, que nos permiten establecer una visión más o menos global de cómo es nuestra relación con las actuales tecnologías que prácticamente forman parte de nuestras vidas, de nuestro día a día. Y la haré el único spoiler, por si se da la oportunidad de leerlo: el panorama no es nada alentador y no hay ninguna broma en ello, porque está bastante sustentado sobre los usos que tienen nuestros datos.

Título completo: El enemigo conoce el sistema. Manipulación de ideas, personas e influencias después de la Economía de la atención.
Autora: Marta Peirano.
Año: 2019.
Editorial: Debate.
Frase interesante: “Hay ahí un patrón que se repetirá de manera regular y predecible: toda tecnología desarrollada para luchar contra el terrorismo y por la libertad en otros países acaba formando parte del aparato de vigilancia doméstico, con la misma rapidez con que las latas que Nicolás-François Appert diseñó para el ejército de Napoleón acabaron en el mercado de París, alimentando civiles. Todas las tecnologías de vigilancia implementadas bajo secreto de Inteligencia o con ayuda del Gobierno federal son parte del aparato de vigilancia del Estado, aunque no pertenezcan a la institución. Si alguien pensaba que la privatización de la red significaba la desmilitarización de sus infraestructuras, estaba muy equivocado”.

Chernóbil 01:23:40, de Andrew Leatherbarrow

Le voy a ser sincero: como se puso de moda la miniserie Chernobyl, me dio curiosidad por informarme más sobre este trágico acontecimiento. Sé que hay mucha bibliografía especializada, además del libro de Svetlana Aleksiévich, Voces de Chernóbil.

Pero sin demeritar todo lo existente sobre el tema, la verdad es que este libro me parece completo, informativo, científico, y a pesar de todo eso, con tono divulgativo. Y añado también que incluye la parte testimonial, tanto interna e institucional, así como externa y periférica, incluyéndose el autor durante sus pesquisas personales y los procesos por los que pasó para obtener todo lo que conforma su investigación.

Título completo: Chernóbil 01:23:40. La verdadera historia del desastre nuclear que conmocionó al mundo.
Autor: Andrew Leatherbarrow.
Año: 2019.
Editorial: Duomo.
Traducción: Miguel Alpuente y Marcelo E. Mazzanti.
Frase interesante: “Aquella noche, los trabajadores de la central de Chernóbil se comportaron como auténticos héroes, en el sentido más estricto de la palabra. No huyeron cuando podían haberlo hecho. En lugar de eso, permanecieron abnegadamente en sus puestos y sustituyeron el refrigerante de hidrógeno de los generadores con nitrógeno, lo que impidió una nueva explosión; trasladaron el combustible de los tanques de la turbina dañada a los tanques de emergencia situados afuera y arrojaron agua sobre los tanques de combustible para evitar que se produjeran más incendios. Si todo esto no se hubiera hecho, las llamas se habrían propagado por los 600 metros de la sala de turbinas y es probable que se hubieran hundido más partes del techo. Después el fuego se habría extendido a las unidades 1, 2 y 3, de modo que, con toda probabilidad, los cuatro reactores habrían quedado destruidos”.

La ruta del conocimiento, de Violet Moller

Dos palabras: fascinante y deslumbrante. Vivimos en una era en que para muchos el conocimiento está ahí, al alcance de la mano, al alcance de googlear o wikipediar. Pero para quienes no crecimos con una biblioteca local o que tardamos muchos años en conocer internet, o que en todo caso nuestras escuelitas ofrecían un panorama limitado de conocimiento, sabremos apreciar con un poco más de cariño cuando obtenemos conocimiento nuevo, porque sabemos que no nos está dado, que no es solo de tomar y ya.

Este libro ofrece un relato entre heroico y sorprendente, que por momentos se siente inverosímil, ya que lo que tenemos ahora como conocimiento del mundo clásico tuvo que pasar por tanto, que solo con la lógica implacable del recorrido es que terminamos por asombrarnos. Todo esto además de estar acentuado, de vez en cuando, con un poco de sentido del humor. En la línea de muchos libros actuales que sintetizan siglos de historia en pocas páginas, este libro es totalmente recomendable.

Título completo: La ruta del conocimiento. La historia de cómo se perdieron y redescubrieron las ideas del mundo clásico.
Autora: Violet Moller.
Año: 2019.
Editorial: Taurus.
Traducción: Teófilo de Lozoya y Juan Rabasseda.
Frase interesante: “Hemos heredado una gran riqueza de nuestros antepasados más lejanos, pero la realidad es que cantidades ingentes de lo que constituía la cultura antigua se perdieron en el largo viaje hasta el siglo XXI. Solo ha sobrevivido una mínima fracción: siete de las aproximadamente ochenta obras de Esquilo, siete de las ciento veinte de Sófocles y dieciocho de las noventa y dos de Eurípides. Las de muchos otros autores han desaparecido por completo, reducidas a menciones fantasmales en otras obras. A finales del siglo V, un hombre llamado Estobeo compiló una antología enorme de 1.430 citas en verso y prosa. Apenas 315 de ellas pertenecen a obras que aún existen; las demás se han perdido”.

Vigilancia permanente, de Edward Snowden

Si los relatos apocalípticos sobre tecnología, información y vigilancia le parecen como sacados de la más pura y fantasiosa ciencia ficción, este libro le ayudará a caer a tierra, aunque duela un poco en el proceso. No dejará de despertarle su lado más paranoico y conspiranoico, aunque en realidad las reflexiones de Snowden están lejos de esa intención.

Su exposición de los hechos, su historia personal, su odisea por todo lo que tuvo que pasar al filtrar la información del Proyecto Prism, además información actualizada de lo mucho del modus operandi de casi todos los gobiernos del mundo, nos brinda un testimonio de un hombre valiente, que lo único que nos pide es que tomemos conciencia del mundo contemporáneo en el que vivimos y bajo el auspicio y vigilancia de quiénes lo vivimos. Y por si se pregunta si va en la línea del libro anterior mencionado de Marta Peirano, en realidad puedo decir que están relacionados, pero que a la vez cada uno es diferente. Ambos los recomiendo como un interesante complemento.

Título completo: Vigilancia permanente.
Autor: Edward Snowden.
Año: 2019.
Editorial: Planeta.
Traducción: Esther Cruz Santaella.
Frase interesante: “Vivir en Ginebra era vivir en una realidad alternativa, incluso opuesta. Mientras el resto del mundo se iba empobreciendo cada vez más, Ginebra prosperaba, y aunque los bancos suizos se mantuvieron al margen de muchos de esos negocios arriesgados que provocaron la crisis económica, sí se dedicaron a ocultar con gusto el dinero de quienes se habían beneficiado del dolor y nunca iban a rendir cuentas por ello. La crisis de 2008, que levantaría gran parte de los cimientos de las crisis de populismo que una década después se extenderían por Europa y América, me ayudó a darme cuenta de que las cosas devastadoras para el pueblo pueden ser beneficiosas para las élites, y a menudo lo son. Fue una lección que el Gobierno estadounidense me confirmaría en otros contextos, una y otra vez, durante los años siguientes”.

Domesticados, de Alice Roberts

Si usted pertenece al mismo club y también ama los animales, estoy seguro de que este libro le va a gustar. Es historia en tono divulgativo, simplificada y con varios relatos, contada en un tono ameno, pero eso no le quita que cumpla su papel de ser un libro bien documentado e informativo.

De hecho, para quien conozca poquísimo del tema de la domesticación de animales a través de la historia, además de un punto de vista general sobre nuestra relación con otras especies, me parece que es una buena forma de iniciarse en el tema.

Título completo: Domesticados. Las diez especies que han cambiado la historia.
Autora: Alice Roberts.
Año: 2019.
Editorial: Seix Barral.
Traducción: Javier Calvo.
Frase interesante: “Hay muchas pruebas concluyentes de que ya existían perros domésticos hace catorce mil años: han aparecido huesos que son claramente de perros, y no de lobos, en yacimientos arqueológicos de toda Europa, Asia y Norteamérica. Sin embargo, existe la posibilidad de que éstos sean ejemplos relativamente tardíos. A principios del siglo XXI, cuando los genetistas empezaron a colaborar con los arqueólogos para plantearse preguntas sobre el origen de las especies domesticadas, emergió también una conjetura: quizá la domesticación de los perros se inició mucho antes, incluso decenas de miles de años antes, de lo que se había creído hasta entonces”.

La gran historia de todo, de David Christian

El lector experimentado en los libros de historia con tono divulgativo, quizá esté más familiarizado con Jared Diamond o Yuval Noah Harari. Pues de mi parte debo decirle que no pierde nada con darle oportunidad a este libro, que también ofrece su propia versión de resumen de la humanidad. Es, como ocurre con los grandes temas, complementario y nunca agotado. Es la forma más simplificada de decirlo.

Título completo: La gran historia de todo. Una gran historia desde el Big Bang a las primeras estrellas, nuestro sistema solar, la vida en la Tierra, los dinosaurios, el Homo sapiens, la agricultura, la Edad de Hielo, los imperios, los combustibles fósiles, el alunizaje y la globalización masiva. Y lo que el futuro nos depara…
Autor: David Christian
Año: 2019.
Editorial: Crítica.
Traducción: Tomás Fernández Aúz.
Frase interesante: “Para bien o para mal, la historia de la humanidad había entrado en una era presidida por un mayor dinamismo, en una edad en la que el cambio iba a ser el único factor constante. Conforme fuera cuajando el crecimiento de la población de las comunidades humanas, junto con su tamaño y su complejidad, irían poniéndose también los cimientos de las civilizaciones agrarias llamadas a dominar los últimos cinco mil años de nuestra historia”.

Happycracia, de Eva Illouz y Edgar Cabanas

¿Le suena conocido? Es correcto. Vivimos en tiempos donde nos tratan de convencer de que imperativo más importante de la vida es ser felices. Y si bien esto no solo es discutible, tanto en su verdad como falsedad, el punto es que mientras nos decidimos por una u otra verdad, los medios y las empresas, además de todo un mundo de institucionalidad, aprovechan nuestras dudas y vulnerabilidades para vendernos su esquema de felicidad. Y en la mayoría de ocasiones no dudamos en caer y dejarnos llevar.

Este libro describe con una claridad impresionante cómo funciona dicha industria de la felicidad. En estos tiempos donde necesitamos más claridad en esta clase de temas, sin duda es una lectura totalmente recomendable.

Título completo: Happycracia. Cómo la ciencia y la industria de la felicidad controlan nuestras vidas.
Autores: Eva Illouz y Edgar Cabanas.
Año: 2019.
Editorial: Paidós.
Traducción: Núria Petit Fontseré.
Frase interesante: “La narrativa de la felicidad asume que encontrarle un sentido a la vida es esencial para ser felices, pero ¿cuál es ese sentido? Lo cierto es que nunca se dice: es también el propio individuo quien debe responder a esta cuestión. Sin embargo, es precisamente su enorme plasticidad lo que confiere a la felicidad esa capacidad de adaptarse a cualquier caso, reconociendo la particularidad al tiempo que ni es sensible a ella ni se compromete con ella. Es también esta plasticidad lo que hace de la felicidad un concepto fácilmente vendible y comercializable: una mercancía que sirve para todos por igual, independientemente de sus circunstancias particulares”.

Orígenes, de Lewis Dartnell

Los más severos podrían pensar que este libro es una suerte de lamarckismo moderno, mezclado con darwinismo: pero en realidad es un sesudo, documentado y razonado ensayo sobre cómo las condiciones materiales de nuestro planeta fueron condicionantes para nuestro desarrollo, independiente de barajar o no posibilidades de cómo habría sido, de no ser por esos golpes de azar o suerte (según quién o cómo quiera verlo).

Lo que ocurre es que casi siempre pensamos en que la historia de la humanidad está condicionada por caudillos, guerras, avances científicos, eventos concretos de la historia y etcétera. Pero este libro, si bien no desdeña nada de eso, lo único que añade es tomar en cuenta las condiciones mismas del planeta, para recrearnos un relato ambiental más complejo de cada etapa de nuestra historia. Solo por eso y un poco más, al menos para mí, lo vuelve una lectura recomendable.

Título completo: Orígenes. Cómo la historia de la Tierra determina la historia de la humanidad.
Autor: Lewis Dartnell.
Año: 2019.
Editorial: Debate.
Traducción: Joandomènec Ros.
Frase interesante: “Se cree asimismo que la aparición de la civilización en el Antiguo Egipto fue fruto del cambio climático. Durante los periodos interglaciales previos, África del Norte era sustancialmente más húmeda, estaba tachonada de grandes lagos y contaba con extensos sistemas fluviales, que hacían que el Sáhara, con abundantes praderas y bosques, fuera verde. Tribus nómadas cazaban en este paisaje de sabana y bosque, y pescaban en los lagos y ríos. Las únicas señales que quedan en la actualidad de esta fauna salvaje que medraba en la región son las pinturas rupestres hechas por los cazadores, y muestran a cocodrilos, elefantes, gacelas y avestruces”.

El último abrazo, de Frans de Waal

Así como recomiendo el de Alice Roberts, así también me parece importante este de Frans de Waal, cuya finalidad es distinta. Todos intuimos que de alguna manera cada especie animal en el mundo tiene su propia forma de inteligencia desde un punto de vista amplio, si bien la palabra inteligencia riñe con el concepto clásico con el que se nos educa.

Así que además de la posibilidad de su propio esquema de inteligencia y organización en cada especie, nos enfrentamos de repente a que muchas tienen su propia personalidad, incluso a nivel individual —¿no lo hemos percibido acaso con cada felino, canino o ave que hemos conocido?—. Este libro tiene la clara intención de hacernos tomar conciencia sobre nuestras relaciones con las demás especies, documentando incluso los debates más polémicos sobre la visión antropomórfica, además de contar sus testimonios personales de primera mano y con otros psicólogos de animales. Muy recomendado, incluso para personas que desconocen del tema y lo ven con distanciamiento.

Título completo: El último abrazo. Las emociones de los animales y lo que nos cuentan de nosotros.
Autor: Frans de Waal.
Año: 2019.
Editorial: Tusquets.
Traducción: Ambrosio García Leal.
Frase interesante: “La mejor manera de entender las emociones animales es observar el comportamiento espontáneo, en libertad o en cautividad. Los estudiosos del comportamiento animal han documentado cientos, si no miles, de casos de uso de expresiones. Así es como sabemos que los antropoides ríen durante el juego, y que mientras mastican su comida favorita emiten gruñidos especiales que invitan a todos los de su alrededor a unirse al festín. Registramos tanto los hechos que conducen a la expresión como su efecto en los otros. Miramos si una señal dada inicia una pelea, le pone fin o prepara la reconciliación. Tenemos catálogos enteros, conocidos como etogramas, de las señales típicas de cada especie, no solo primates, sino también caballos, elefantes, cuervos, leones, gallinas, hienas, etcétera”.

Cómo piensa el mundo, de Julian Baggini

Un libro sencillo y ameno, que para quienes amamos la filosofía pero que pertenecemos al club de no iniciados, lo agradecemos de corazón. Su trabajo no es ni como el de Copleston o el de Ferrater Mora: ni lo pretende en ningún momento. Y sin embargo, me parece que a nivel conceptual el libro es bastante ambicioso y una futura historia global de la filosofía debería de tenerlo en cuenta, como propuesta metodológica para el tono divulgativo.

El autor, a través de conceptos generales tratados en la historia de la filosofía, trata de integrar con los diferentes conocimientos y conocimientos de cuantas latitudes le resulten posibles. Es así que —por ejemplo— si habla de la virtud, lo hace pasando por Oriente y Occidente clásico y moderno, tomando también en cuenta regiones olvidadas por los grandes historiadores, como los filósofos africanos o latinoamericanos. Loable y ambicioso. Y para tratarse de apenas un resumen divulgativo, sin duda bastante idóneo.

Título completo: Cómo piensa el mundo. Una historia global de la filosofía.
Autor: Julian Baggini.
Año: 2019.
Editorial: Paidós.
Traducción: Pablo Hermida Lazcano.
Frase interesante: “Con independencia del grado de conexión entre las filosofías y las culturas del mundo, existen claramente tradiciones filosóficas globales identificables con sus propias características distintivas. Dentro de estas tradiciones, las ideas no están aisladas. Forman parte de todos más amplios, redes de creencias que se sostienen y apoyan mutuamente, aunque a veces también surgen tensiones entre ellas. Esta forma global es la que confiere a cada sistema su carácter general, que resulta más fácil de discernir una vez que analizamos cuidadosamente algunos de sus detalles principales”.

El planeta inhóspito, de David Wallace-Wells

No le voy a mentir: creo que hasta el más optimista podría terminar con un poco de miedo, después de leer todos los planteamientos, datos científicos y relatos testimoniales relacionados con el cambio climático. El sentimiento apocalíptico no es para nada fatalista, sino que está asentado en una realidad que se puede tocar con las manos, lo cual puede ser bastante aterrador, si se piensa con detenimiento.

Pero por eso mismo me parece un libro recomendable, ya que es la clase de lectura que muchos deberíamos de difundir, para crear más conciencia sobre todo en la gente más escéptica en cuanto al tema medioambiental.

Título completo: El planeta inhóspito. La vida después del calentamiento.
Autor: David Wallace-Wells.
Año: 2019.
Editorial: Debate.
Traducción: Marcos Pérez Sánchez.
Frase interesante: “No debería ser un gran consuelo estar en lo cierto sobre el fin del mundo. Pero los humanos han contado estas historias incesantemente, durante milenios, mientras las lecciones que de ellas se extraían iban cambiando con cada armagedón imaginado. Cabría suponer que una cultura empapada de presagios del apocalipsis sabría cómo encajar noticias de alarma medioambiental. Pero por el contrario hemos reaccionado a los científicos que nos hacen llegar los gritos del planeta pidiendo clemencia como si solo estuviesen tratando de asustarnos. Hoy en día, las películas sí pueden ser milenaristas, pero cuando de lo que se trata es de reflexionar sobre los peligros que el calentamiento supone para el mundo real, sufrimos de una asombrosa falta de imaginación. Tal es el caleidoscopio climático: podemos quedar fascinados por la amenaza que tenemos delante de nuestras narices sin llegar jamás a percibirla con nitidez”.

El contrataque liberal, de Luis Garicano

Para serle franco, a título personal debo decirle que mucho de lo que el libro plantea es algo con lo que no estoy de acuerdo. Pero cuando de lecturas se trata esto es importante también: no solo debemos leer algo que nos gusta al 100 %, ya que eso no tiene ningún sentido para el aprendizaje mediante el contraste de ideas.

Pero eso sí, el libro me parece totalmente recomendable, porque no solo pone sobre el tapete varios de los temas que los no académicos debemos tener en cuenta en nuestra curva de aprendizaje, sino que también toma un cuenta muchas de las realidades contemporáneas que —nos guste o no— formarán parte de las constantes que determinen nuestra realidad, como mínimo, en la próxima década.

Título completo: El contrataque liberal. Entre el vértigo tecnológico y el caos populista.
Autor: Luis Garicano Gabilondo.
Año: 2019.
Editorial: Península.
Frase interesante: “Las crisis financieras siempre han tenido consecuencias políticas, y su solución ha pasado a menudo, desde tiempos inmemoriales, por la inyección de dinero público. Si los ciudadanos raramente aprecian la justicia de esta solución, es porque en realidad no es justa. Sobre todo cuando cantidades ingentes de dinero se gastan en rescates y se recortan en servicios sociales esenciales. Esta falta de justicia lleva muchas veces a la radicalización de la población y a los disturbios públicos”.

El sueño de Sancho, de Manuel Lozano Leyva

De nuevo, para lectores no iniciados, pero esta vez una historia de las ideas científicas en un tono ameno, periodístico, casi didáctico, y por ende divulgativo, e incluso con ejemplos de la cultura popular contemporánea, además de no tener reparos en tirar al piso ídolos o dejar fuera una que otra vaca sagrada.

Eso no le quita que es un libro de lectura profunda, que exige que el lector ponga de su parte: pero es algo que cabe esperar incluso de un libro que hable de ciencia en tono divulgativo. Cosa curiosa, porque el libro no pretende ser academicista, sino todo lo contrario: hasta donde resulta posible, trata de ser una lectura amigable. Para el interesado en el eterno debate de las ciencias y las creencias, sin duda es una buena lectura iniciática.

Título completo: El sueño de Sancho. Una historia irreverente del conflicto entre la ciencia y las creencias.
Autor: Manuel Lozano Leyva.
Año: 2019.
Editorial: Debate.
Frase interesante: “Para el humano paleolítico resultaba difícil establecer la distinción entre lo animado y lo inanimado, debido a la intensa interacción de carácter vital que establecía con su entorno natural. Los ríos fluían, las noches sucedían siempre a los días, la meteorología parecía caprichosa, etcétera”.

El poder de las historias, de Martin Puchner

Su prosa es ágil, entusiasta y pasional, al punto de percibirse casi optimista. Su recorrido histórico va acompañado de la anécdota personal y es evidente su amor por la literatura. No intenta justificar absolutamente nada y solo nos presenta sus experiencias, sus valoraciones de aprendizaje: en suma, lo que podríamos considerar exposición de los hechos (algo espinoso decirlo cuando se habla de literatura). Recomendado para quien desee embarcarse en un viaje más que nos narre el relato de cómo ha ido caminando la literatura a lo largo de los siglos.

Título completo: El poder de las historias o cómo han cautivado al ser humano, de la Ilíada a Harry Potter.
Autor: Martin Puchner.
Año: 2019.
Editorial: Crítica.
Traducción: Silvia Furió.
Frase interesante: “Las nuevas naciones necesitan historias que les cuenten quiénes son, y eso nunca fue tan obvio como a mediados del siglo XX, cuando las naciones europeas perdieron el control de sus colonias y decenas de naciones nuevas surgieron prácticamente de la noche a la mañana. El número de estados nación del mundo se cuadruplicó de unos cincuenta a más de doscientos: la independencia supuso el estallido de la literatura. Las nuevas naciones se enfrentaron a retos considerables porque los colonos europeos habían trazado las fronteras territoriales a su conveniencia, a menudo englobando a grupos rivales, comunidades lingüísticas y tribus en una única entidad administrativa. La solución a estos desafíos consistía en crear una cohesión e identidad cultural a través de textos fundacionales. A veces se resucitaban viejas historias orales y se convertían en epopeyas escritas, tal como había ocurrido en África Occidental con Sunyata. No obstante, no todas las nuevas naciones tuvieron la suerte de tener una tradición épica nativa, circunstancia que obligaba a los autores a escribir nuevos textos, como Virgilio lo había hecho para Roma. De ahí la explosión de lo que hoy denominamos literatura poscolonial de la segunda mitad del siglo XX”.

Quién es fascista, de Emilio Gentile

Puede decirse que todo el libro, a nivel técnico, es solo una amplísima entrevista, que ya escrita sobrepasó las 100 páginas. Y también puede decirse que por momentos parece más un enfrentamiento, donde entrevistador y entrevistado entran en encarnizado e incisivo combate. Pero eso también lo hace entretenido y educativo a la vez. Y sobre todo, a pesar de que por momentos Gentile entra en innecesarias digresiones, sus ideas son de una claridad necesaria para quien esté interesado en estudiar este tema.

Título completo: Quién es fascista.
Autor: Emilio Gentile.
Año: 2019.
Editorial: Alianza.
Traducción: Carlo A. Caranci.
Frase interesante: “Hay quien dice haber descubierto que el fascismo, como ideología, nació en Francia, dos decenios antes de la Gran Guerra, de la síntesis entre el nacionalismo y el socialismo antimarxista. Así pues, para saber qué es el fascismo y quién es fascista, deberíamos tomar en consideración a Francia antes que a Italia. Pero si la esencia del fascismo es la simbiosis entre nacionalismo y socialismo no marxista, entonces entra en juego, como competidor respecto a la atribución del lugar de nacimiento, también Alemania, donde, antes que en Francia (y mucho antes que Hitler) apareció un movimiento nacionalsocialista. Y no acaba aquí. Si hoy es fascista quien es populista, nativista, xenófobo, racista, antisemita, entonces para rastrear sus orígenes debemos dirigirnos a Estados Unidos”.

Envejece un perro tras los cristales, de Horacio Castellanos Moya

Su naturaleza misma es multitemática —básicamente dos cuadernos de apuntes reunidos en un solo libro—, por lo que el lector no puede (ni debe) esperar una coherencia tradicional, como no sea la exposición cotidiana, humana e individual, con una honestidad bastante implacable, con un dejo final de un pudor que no se termina de vencer.

Son el conjunto de reflexiones de un hombre que se sabe en su lugar, sin arribas ni abajos, sin altas o bajas autoestimas, sino solo en el lugar que le tocó en el mundo, con todo y la porción de realidad que esto implica. Muy recomendado para el lector interesado en los diarios de escritores, además del interesado en general en los diarios de vida.

Título completo: Envejece un perro tras los cristales. Cuaderno de Tokio seguido de Cuaderno de Iowa.
Autor: Horacio Castellanos Moya.
Año: 2019.
Editorial: Penguin Random House.
Frase interesante: “Cualquier sitio es bueno para el fracaso. Porque el fracaso es interior, es la certidumbre de que no puedes ser sino lo que eres, de que la posibilidad de cambio es pura ilusión. Y que tendrás que vivir con esa cosa que aborreces: tú mismo”.

Queremos informarle de que mañana seremos asesinados con nuestras familias, de Philip Gourevitch

Estimado lector, tendrá que perdonarme el atrevimiento, pero en realidad la reseña que ofrece el propio es tan justa, que mis palabras solo estarán de más: “En este extraordinario reportaje —un clásico del periodismo contemporáneo— Philip Gourevitch emprende un viaje al corazón de las tinieblas para indagar en los motivos de tan atroz baño de sangre. Su prosa lúcida e inteligente desenmascara la pasividad de la comunidad internacional, que asistió paralizada a semejante carnicería, prefiriendo no asumir riesgos frente a un país que hasta el momento había sido modélico y que no tenía petróleo ni riquezas que ofrecer. El resultado, tras varios viajes por Ruanda y centenares de entrevistas y conversaciones con víctimas y verdugos, es esta sobrecogedora narración —ganadora de numerosos premios internacionales como el Guardian First Book Award, el National Book Critics Circle Award, el George Polk Book Award y el Los Angeles Times Book Prize—, que no dejará indiferente a ningún lector”.

Es un libro estremecedor, con una prosa durísima e implacable. Conocerlo abona en la discusión general del comportamiento humano en las diferentes latitudes del mundo, incluida la de una región que la comunidad internacional subestimó en cuanto a su gravedad.

Título completo: Queremos informarle de que mañana seremos asesinados con nuestras familias. Historias de Ruanda.
Autor: Philip Gourevitch.
Año: 2019.
Editorial: Debate.
Traducción: Marita Osés.
Frase interesante: “En 1994, en el punto álgido de la campaña de exterminio en Ruanda, mientras París enviaba armas por transporte aéreo a los intermediarios de Mobutu en el este de Zaire para que las transportaran directamente al otro lado de la frontera hasta llegar a manos de los génocidaires, el presidente francés François Mitterrand dijo, como glosó el periódico Le Figaro más tarde: ‘En estos países, el genocidio no es demasiado importante’. Por sus acciones y omisiones, en aquel momento y en los años siguientes el resto de las principales potencias dieron a entender que estaban de acuerdo con él. Evidentemente, no se les ocurría que un país como Ruanda podía negarse a aceptar la insignificancia de su aniquilación; ni tampoco nadie había imaginado que otros africanos podían tomarse suficientemente en serio el peligro de Ruanda como para decidirse a actuar”.

*** *** ***

Retrocedo en mi selección y reparo en que la mayoría de lo que leí en 2019 son ensayos. Qué bueno que en el equipo de Grafomaniacos contamos cada uno con diversidad de lecturas, porque Ricardo Corea nos ofrece una interesantísima selección de escritores salvadoreños.

Espero, de mi parte, haber aportado con las recomendaciones, desde mi trinchera de lector, por supuesto. Y si usted conoce otros libros interesantes que nos dejó el Año Viejo, de verdad me encantaría poder conocerlos. Que este 2020 esté lleno de más lecturas interesantes.